La reflexión sobre el horror en “El triángulo azul” de Laila Ripoll

Azul como el cielo azul es el triángulo de España


Laila Ripoll Cuetos es una dramaturga y directora de escena que nace en Madrid en 1964. Sus obras, que han sido traducidas a varios idiomas, gozan del reconocimiento tanto del público como de la crítica especializada. Entre estas destacan Atra Bilis, La ciudad sitiada, Los niños perdidos o El día más feliz de nuestra vida. En 1991, junto con José Luis Patiño, Mariano Llorente y Juanjo Artero, funda la compañía teatral Micomicón. Ha recibido premios como el Artemad en 2007 y el Ojo Crítico de Teatro en 2002. Ha sido, además, finalista del Valle Inclán en 2011 y del Max a Mejor Autor Teatral en Castellano en 2003.

Laila-Ripoll_20

Un anciano, de aspecto pulcro y elegante, hace aparición en escena y empieza a hablar tras encender un pequeño aparato colgado en la pared del que emana una agradable música de Bach. “La música eleva al ser humano”, dice, “me considero, a pesar de todo, una persona buena”. Tras esto nos cuenta que, al ver la miserable situación de la Alemania de los años 30, decide formar parte de las SS. Así comienza la obra dirigida y escrita por Laila Ripoll –esto último en colaboración con Mariano Llorente–, El triángulo azul, pieza que gira en torno a la experiencia de los 7000 españoles exiliados que, tras cruzar la frontera huyendo de Franco, fueron transportados al campo de concentración de Mauthausen, un trozo de infierno situado, según dicen, en un municipio que es un reducto de verde paraíso. Llegan con las manos vacías y en sus pijamas a rayas un triángulo del color de los apátridas, de los abandonados: el azul.

Ripoll alterna de una forma perfectamente fluida tres elementos diferenciados. Por un lado, las reflexiones del anciano, Paul Ricken, que sirven de hilo conductor. Esto, además, dota la obra de una distancia reflexiva que permite no limitarse a plasmar sin más los sucesos acaecidos en el campo, pues, así, los llena de significado y provoca la reflexión sobre conceptos como el perdón, la justicia y la memoria, hasta llegar a cuestionar la idea de progreso, como sucede tras los episodios traumáticos, lo que está materializado en la evidencia de que el gusto por la cultura, o por la música clásica, no impide la crueldad y el odio. Y lo más importante: postula sobre las causas de la masacre, pues un pueblo que no conoce su historia y las razones que le han llevado al momento actual es un pueblo condenado a repetir sus errores.

Por otro lado están las escenas de la vida de los españoles y demás víctimas (y victimarios) en el campo, que giran en torno a los dos ayudantes del laboratorio fotográfico, Toni y Paco, que, a pesar de enfrentar la situación de una forma totalmente opuesta, pues el primero rebosa humor y sarcasmo y el segundo gravedad y melancolía, se unen para tratar de hacer copias de más de las fotos e intentar sacarlas del campo como prueba de lo allí sucedido. Finalmente, nos encontramos una serie de números musicales, algunos muy cómicos sobre los aspectos más horribles de la situación, que dan a la obra un aire de cabaret o espectáculo grotesco y que cantan a “el crematorio” o a “la valla electrificada”; y otros profundamente emotivos, como el “Chant des partisans”, himno de la resistencia francesa durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial: “Chantez, compagnons, dans la nuit la Liberté nos écoute”. Todo esto acompañado, además, de un grupo de músicos que tocan la flauta travesera, el acordeón y el violín, que están vestidos a rayas y que aportan una atmósfera un tanto onírica.

Esta obra es, sin duda, emocionante y lúcida a partes iguales. Nada que objetar.

tri5

El triángulo azul fue publicado por el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de Teatro en 2014 y se estrenó el 25 de abril de 2014 en el Teatro Valle-Inclán de Madrid.

“Ave”, la ópera prima de la escritora catalana Montse Ferrer

La fealdad conquistándolo todo es una de las consecuencias más insostenibles de la globalización, de la historia. Sobre la nada, el triunfo de la horridez. (…) Todos, síntomas de la náusea pandémica, de la peste llenando de cadáveres las fosas del vacío. Ante tal perspectiva, el espejismo de un ser capaz de sonreír ante la belleza e invitarte a un café es susceptible de convertirse en una historia de amor.


Montse Navarro Ferrer (1967, Barcelona) es licenciada en Filología Clásica por la Universidad de Barcelona y profesora de instituto. Ha traducido del griego moderno al catalán y al español la novela Talgo, de Vassilis Alexakis. Igualmente, ha participado en numerosos congresos y seminarios con aportaciones sobre la cultura del mundo clásico. Ave (2013) es su primera novela.

69_Foto

En el mundo editorial hay libros que, por múltiples razones, pasan desapercibidos. Suele ocurrir con las autoras noveles, que por regla general están doblemente invisibilizadas. Esta reseña es una de las primeras que se han publicado de Ave, novela narrada en primera persona por una mujer que bien podría ser el trasunto literario de la autora, lo que nos llevaría a hablar de novela autobiográfica escrita a modo de diario sin fechar.

Ave es una no-historia de amor completada por lúcidas reflexiones acerca de la literatura y la vida. La novela está cuidadosamente desordenada y fragmentada, ofreciendo al lector un arduo trabajo de (re)composición si se quiere una narración lineal al uso. En esa historia, la protagonista toma la cruel y necesaria decisión de desaparecer de la vida del otro, de huir del potencial lazo afectivo. El amor se entiende como salvavidas, sí, pero también como un gran peligro de desintegración del yo en un nosotros condenado a desaparecer en la evidencia del tiempo.

El componente social también tiene su lugar en Ave. La búsqueda detestivesca de personajes históricos de la ciudad de Barcelona lleva a la narradora a criticar la especularización y gentrificación ocurridas tras los Juegos Olímpicos. La crítica se acompaña de nostálgicos fragmentos que remiten a la infancia. Tras toda una vida en la ciudad, la protagonista solo es capaz de ver una Barcelona falsa, la que no ha dudado en prostituirse construyendo castillos en el aire y catedrales en el mar -en referencia al éxito literario de Falcones- con tal de obtener un pequeño dividendo de amor global. 

Sabemos que Ave no está llamada a consagrase entre las mejores novelas de su generación, pero es una obra honesta y poliédrica de lectura muy recomendable. Montse intenta llegar al centro de las emociones femeninas saliendo de los esquemas prefijados, volcando sus diversos intereses en una novela concebida como ejercicio de estilo, dando lugar a frases tan magistrales como esta:

Si bien es verdad que la vida determina la literatura, no lo es menos que la literatura determina la vida.

Así sea. Que la disfruten.
99_Portada

Ave fue publicado en 2013 por Al Revés Editorial

“El claroscuro del pingüino”, una potente antología de Mary Jo Bang

AY, QUERIDO, QUÉ PROBLEMA PODRÍA HABER

 

Louise dejó salir al otro primero. 

Pasaron por el molinete de a uno: una oveja,

dos ovejas. Era demasiado demasiado:

la mano dócil sobre la barandilla, 

 

palomas insistiendo primero en esta dirección, después

en ésa. 

La música a través de una vereda con cortinas. 

A ella le hubiera gustado escapar por ahí, pero hoy era

una traidora. 

¿Era justo? La gravedad sujetándola

 

mientras el silencio la avergonzaba. 

Increíble, dijo, que incluso el pie atado camina

si no hay más remedio, arrastrándose de un modo

económico – 

y se ensucia y se raspa. Y la mente no descansa nunca;

 

incluso al dormir, imita a la madre o al desorden. 

Un momento de distracción

y la mancha verde en la pared se convierte en un mapa

con relieve

de Kansas. ¡Escucha!

 

¿Fueron esas las cuerdas de una orquesta?

¿O la melodía de un próximo espectáculo?

Louise suspiró. Es verdad, dijo,

algunas sumas no son fáciles de calcular. 


 

Mary Jo Bang nació en 1946 en Missouri, Estados Unidos. Es autora de numerosos libros de poesía, entre ellos Apology for Want (1997), que recibió el premio Katherine Bakeless Nason; Louise in Love (2001); The Downstream Extremity of the Isle of Swans (2001); Elegy (2007), ganador tanto del National Book Critics Circle Award como del Alice Fay di Castagnola Award; y The Bride of E (2009).

MaryJo

 

Mary Jo Bang es de esas autoras tan fántásticas que ni procuran las palabras grandilocuentes ni las historias épicas para ser, como decía Cortázar, “un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio”. Podría, en ese sentido, parecerse a otras grandes, como Wislawa Szymborska. En El Claroscuro del Pingüino no sólo adivinamos sino que nos sumergimos en esa atmósfera de errores cotidianos, de pequeños deslices, de lo anecdótico. Lejos de que estos detalles tengan poca relevancia o de que su estilo sea naturalista, Bang consigue crear a través de ellos las fisuras que quiebran la aparente estabilidad de la vida. En estos compartimentos aparentemente independientes, que comienzan con roces, con objetos, con pequeñas acciones, se esconden los grandes temas de su poesía, que no son precisamente livianos: las relaciones en grupos sociales, el sentido de la vida, la búsqueda del propio yo, el amor y su significado y – en gran parte, aunque no explícita – la muerte, omnipresente en la obra de la autora desde la muerte de su hijo por sobredosis hace ya diez años.

La escritura, a pesar de lo intenso de sus temas, resulta liviana, fácil de comprender; tiene guiños al arte pop y a la cultura mainstream y es, más que fónica, plástica. Los poemas de Mary Jo Bang pueden modelarse, van contando historias pasadas por el tamiz de un plano corto, cercano, más próximo al núcleo de lo que creería el lector/espectador. En El claroscuro del pingüino podemos, además, apreciar a evolución de su escritura, en orden inverso a su redacción (de más reciente a más antiguo) por petición expresa de la autora. Todo esto aderezado con una preciosa edición, bilingüe y muy manejable, que representa la primera antología de la autora en lengua española.

 

El claroscuro del pingüino está editado por Kriller71 Ediciones.

el-claroscuro-del-pingc3bcino