“Manifiesto puta” de Beatriz Espejo: acabar con el matrimonio, fomentar la promiscuidad

Nuestro sexo nos pertenece y hemos de disfrutarlo, instrumentalizarlo, negociarlo, aburrirlo, alabarlo, ostentarlo, esconderlo, ignorarlo, explotarlo o pasar de él.


 Beatriz Espejo (Córdoba) es escritora, columnista, conferenciante  y fundadora del Colectivo de Transexuales de Cataluña. Ha sido representante del Consejo Municipal de gays, lesbianas y transexuales durante el periodo 2005-2009. Su incursión en política se materializó con la entrada del Partido Libertades Civiles. Ha participado en revistas como Zero y BSTc. Es coautora de Prostituciones, diálogos sobre sexo de pago (2008), Dels Drets a les Llibertats (2006). En 2009 publicó Manifiesto Puta.

beatrizespejo

Hace ya varios años que Bea Espejo sorprendió con la publicación de su primer ensayo, titulado Manifiesto Puta. Desde entonces la autora no ha dejado de participar en debates, charlas y conferencias mostrando su visión de la prostitución, un empleo cargado de connotaciones negativas. Un asunto del que pocas y pocos se atreven a ocuparse en toda su complejidad.

La obra es abiertamente antiabolicionista, por lo que la crítica al feminismo institucionalizado es muy evidente. Básicamente, Bea opta por el “vive y deja vivir”, por la libre elección de las mujeres respecto a su sexo. Pero no se trata únicamente de defender el oficio de la prostitución, sino de putizarnos, de tener una sexualidad libre y sin ataduras. Para reforzar su compromiso con esta vida promiscua, Bea ataca al amor romántico y al matrimonio, que considera un acuerdo putativo. Según ella, las mujeres casadas practican una prostitución legalizada, puesto que son mantenidas por sus maridos a cambio de ofrecerles sexo. Su oposición a la prostitución, más que una defensa de la dignidad femenina, es resultado de la pura envidia y mojigatería. Esta premisa, aunque puede ser criticada por la generalización que supone de las mujeres casadas, como si todas fueran dependientes económicamente de sus maridos, supone una visión radical que puede ayudarnos a reflexionar acerca de ciertas opresiones disfrazadas de felicidad absoluta.

Bea entiende que, si nos posicionamos abiertamente a favor de la prostitución, podremos también liberar nuestra propia sexualidad, cobremos o no por sexo. Las mujeres siguen limitando su deseo mucho más que los hombres, ya que las convenciones sociales, derivadas de los roles de género, han servido siempre a la restricción de la sexualidad femenina. No es lo mismo ser una mujer infiel que un hombre infiel. Existe un argumentario biologicista que presupone cierta animalidad masculina, que de forma instintiva empuja al hombre a buscar nuevas parejas sexuales. Para la autora se trata solo de otra falacia más para limitar nuestras libertades.

Se puede estar más o menos de acuerdo con sus propuestas, pero lo cierto es que Manifiesto Puta no os dejará indiferentes. Tiene el mérito de aportar un análisis basado en la propia experiencia de la autora, combinando la faceta ensayística con la autobiográfica. Su lectura es fluida y ayuda a desmontar ideas preconcebidas acerca de un colectivo heterogéneo. La polémica está servida.

9788472904750

Manifiesto puta fue publicado en 2009 por Edicions Bellaterra

PARA LEER MÁS DE BEATRIZ ESPEJO:
“EL SEXO COMO PRINCIPIO ALIMENTARIO DE NUESTRA SOCIEDAD”

En el seminario de la UNIA arteypensamiento titulado Movimientos en las bases: transfeminismos, feminismo queer, despatologización y discursos no binarios. 

Para escuchar a bea en el programa carne cruda, pINCHA AQUÍ
Anuncios