En buena hora: Dios es una Mujer poeta. El canto a la vida de Almudena López Molina

 

almudena2.png

Génesis 1:27 y aquel célebre versículo de Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. Si somos el molde de la divinidad ¿Por qué no venerar con estricta religiosidad lo profano? Los poemas que componen En buena hora, la poeta desnuda y dignifica los dogmas cristianos para reconducirlos: Construir el cielo en la tierra. Celebrar lo terrenal. Mirar directamente a los ojos y adorar la complejidad humana.

Tu anatomía es sagrada

Tu dedo meñique es sagrado.

Los ojos con los que miras mis ojos

a través del fondo del vaso,

desde el re ejo invertido de la cuchara, atrapado en un copo de invierno

cálido, que no conoce la nieve,

son sagrados.

No porque los haya inventado dios,

que no hay por qué meter a dios en esto.

Ni siquiera

porque los haya creado con mimo

una naturaleza de afán destructor,

desatada en la tiniebla de células

y memoria genética.

Tampoco

porque muchos otros antes que tú

hayan tenido que amarse mucho, muchas veces, para dar a luz

ese dedo meñique,

para alumbrar esos ojos. No.

Son sagrados

porque son vida: el don que tienes.

A ellos te debes

y nada más.

 

 

A lo largo de los 11 poemas que componen En buena hora, Almudena López Molina reivindica la espiritualidad que tiene ombligo. La que se forma en un útero y no a través de una costilla. La que sangra, ríe, llora y se derrite durante el orgasmo. Acompañadas con las enigmáticas ilustraciones de la propia autora, En Buena hora es un libro para leer en la noche. para recitar a un amante, mientras se acaricia o para terminar de leer y cerrar los ojos durante un instante. El desenvuelto verso libre de la autora, así como el bellísimo contenido consiguen que la lectura del pequeño poemario deje a un sentimiento reconfortante en el vientre. Interesantes reflexiones de después: ¿Será que el cielo es terrenal, y siempre ha estado en tus ojos, en tus muslos y en tu pecho?

 

Oriente y Occidente

Te quiero

por igual a ti

que a ti o a ti,

que es como decir

que no quiero a nadie.

O a todos

si es que amar es elegir

o es estar aquí dentro

en el amor,

en la calidez del vientre,

y dejar entrar a quienes

se acercan y deciden

quedarse

y sonríen desde el pecho.

He aquí

el punto medio

o punto de conflicto

entre Oriente y Occidente.

Soy o tengo.

 

almudena.jpg

Almudena López Molina, Sevilla, 1980. Licenciada en Historia del arte, trabaja redactando audioguías para museos. Desde su apartamento en los altos de Tiro de línea se divisa toda la ciudad. Poesía, un gato, archivos perfectamente colocados y mucha vida. En buena hora es su primer poemario. Y esperamos que no sea el último.

Anuncios

La heroína feminista del Caribe. De Barranquilla al exilio: ‘Oriane, tía Oriane y otros cuentos’ de Marvel Moreno.

descarga (1).jpgMarvel Moreno nació en el seno de una familia de alta sociedad barranquillera en 1939. En la exclusiva élite a la que pertenecía, que una mujer cuestionase al patriarcado, las tradiciones catoliquísimas y los privilegios, era impensable, blasfémico, horroroso.

En un intento por renovarse de la presión social, se marcha a París en 1969 y no regresa jamás. Estando en Francia produce toda su potente obra, en la que siempre se destacó su mordaz crítica a las estructuras patriarcales y a las presiones a las que eran sometidas las mujeres en los contextos caribeños y latinoamericanos. También sobresalieron los cuestionamientos a los estereotipos de las mujeres, cuyo único destino era guardarse virgenes para llegar al matrimonio, casarse ‘bien’, y por ningún motivo obrar en pos de desafiar las estructuras morales perfectamente establecidas.  O de otro modo, eran brujas, malas madres, malas compañeras.

La obra de Marvel Moreno ocupa un lugar destacado en el campo de la producción literaria colombiana, caribeña y latinoamericana. A pesar de este reconocimiento, su nombre y sus textos continúan siendo conocidos principalmente en el ámbito académico y por un limitado número de lectores, debido, en gran parte, a la escasa divulgación que han tenido sus obras.  Mercedes Ortega González-Rubio, Profesora de la Universidad del Norte, Colombia.

Oriane, tía Oriane y otros cuentos hace parte de la colección ‘Roble Amarillo’ de la Universidad del Norte. Esta propuesta editorial tiene como fin promover la lectura de escritores y escritoras del Caribe colombiano. El acceso a las obras es libre, y además, se reparten ejemplares al rededor del campus. (puedes leer la obra aquí ). Los tres cuentos que componen este breve libro están acompañados de los collages de la, también barranquilera y artista plástica,  Clara Gaviria, quien a su vez ha ilustrado obras de importantes escritoras del Caribe, como lo es Viridiana Molinares, en su obra Tedio y Otros cuentos (puedes leer la reseña aquí). Clara trabaja en sus finas y cuidadosas composiciones, la exploración de la feminidad, de la maternidad, de la niñez, de la masculinidad; recrea y crea atmósferas precisas para el acompañamiento de los textos.

Clair.png

De la serie “Yo, tú, ella, nosotras”, de Clara Gaviria. Técnica collage, 2015.

Los cuentos

Con una escritura muy cuidadosa, intuitiva y marcando, en ocasiones, límites difusos entre la realidad y la fantasía, los cuentos que componen esta edición exigen la re-lectura. Cada fragmento carga consigo una sabiduría esencial, propia, justa, mística. El cuento ‘Oriane, tía Oriane’ explora la relación entre la tía  Oriane y su sobrina, María. Oriane es retratada como un ser casi espiritual: una mujer solitaria en una casona solitaria llena de misterios; ventanas desde donde la la naturaleza se aprecia como un óleo sobre lienzo, y cuyas paredes albergan ruidos y sensaciones muy alejadas de experiencias inteligibles.

A María la asombró la casa de tía Oriane, pero sólo empezó a inquietarla cuando escuchó los primeros ruidos. Era una casa grande y silenciosa rodeada de un jardín sembrado de acacias. A lo largo de los corredores se alineaban salones y dormitorios cerrados desde hacía muchos años, con muebles que dormían sobre figuras de polvo y jirones de telarañas. Sin saber por qué, María se sentía tentada a caminar en puntillas.

Fragmento del cuento ‘Oriane, tía Oriane’

‘El muñeco’ retrata, con una exquisita descripción del lugar: una casa, un pasillo, un patio, la extraña relación de un niño con un muñeco. Todo visto través de los ojos de Julia, la mujer que lo cuida.

Aquella tarde, doña Julia la recordaría siempre. Había estado trajinando en la cocina antes de salir al corredor y con un suspiro tomar asiento en su mecedora de paja. El sol había calentado menos que otras veces y del patio llegaba un olor de alhelíes. Alzó los ojos y vio el palomar recortado en un cielo luminoso, el muñeco olvidado al pie de un tú y yo, y al fondo, junto a la riata de flores, vio a la muchachita correteando alrededor del niño.

Fragmento del cuento ‘El muñeco

Por último, de forma rompedora, extravagante y abrupta, Marvel Moreno nos regala un cuento cargado de sensaciones que poco exploramos, que muy poco enseñan a explorar. Estas son todas aquellas que tienen que ver con la asimilación de nuestro pasado, la autonomía de decidir cómo, cuándo y con quién gestionamos nuestros sentimientos. ‘Una taza de té en Augsburg’, describe a Miranda Castro, una mujer caracterizada por su frialdad, por cargar con orgullo las huellas de su pasado, de su crianza. Miranda recorre un camino marcado por las posesiones materiales, los vacíos emocionales y la búsqueda, emocional o física, de su madre.

Miranda adivinaba los pensamientos de su madre, pero le importaban muy poco. Solamente se preguntaba si Frieda representaba un peligro para ella. Después de observarla un rato se dijo que no: dada la timidez de su carácter, Frieda nunca intentaría imponerle su presencia.

Fragmento del cuento ‘Una taza de té en Augsburg’.

Clair.png

De la serie “Yo, tú, ella, nosotras”, de Clara Gaviria. Técnica collage, 2015.

Clara Gaviria

Docente de Artes, es psicóloga de la Universidad del Norte (Colombia) y tiene una una maestría en Artes Plásticas de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico (Colombia). Participó  en la muestra “Homenaje a la mujer caribeña” en el Museo de Antropología, Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad del Atlántico y en diversas exposiciones individuales y colectivas.

Resultado de imagen para marvel morenoMarvel Moreno

Abello, (Barranquilla, 1939 – París, 1995). Escritora barranquillera reconocida ampliamente por círculos intelectuales en Europa e Hispanoamérica. Su espíritu crítico se acentuó con la formación intelectual que recibió de la mano de su padre, quién la orientó en la lectura de los clásicos y de otras múltiples obras, y la enseñó a disfrutar de la música y la pintura. Continuó sus estudios en una escuela pública, en la que se relacionó con muchachos de las clases populares; pero se vio obligada a interrumpirlos a los de dieciséis años. Nombrada reina del Carnaval de Barranquilla en 1959, coronada como Marvel I, se convirtió durante algunas semanas en el personaje más importante de la ciudad y durante algunos días gozó de la notoriedad del país entero. Esta posición le permitió observar de cerca y con tristeza, el mundillo social que se vivía en su natal Barranquilla, y que luego plasmó en su obra. Fue escogida por la revista Cromos como una de las cien mujeres más influyentes de la historia de Colombia, porque sus obras literarias narran y ponen de manifiesto la problemática vida de la mujer en una sociedad elitista y cerrada como era la de Barranquilla y el Caribe colombiano en general en los años cuarenta y cincuenta del siglo XX. Por tal razón, muchas de sus obras han sido catalogadas como feministas y son vistas como el tránsito progresivo entre una sociedad patriarcal y el rol igualitario de la sociedad del siglo XXI.

  • La biografía de Marvel Moreno, ha sido extraída de aquí.
  • La biografía de Clara Gaviria, ha sido extraída del libro Tedio y otros cuentos (2014).

Eva devuelve la costilla o la sociedad vista con ojos de mujer

Eva devuelve la costilla es un ensayo en el que Juana Gallego Ayala nos da su opinión desde una perspectiva de género sobre los principales temas sociales en los que es necesario un cambio. A modo de pequeños capítulos temáticos, expone en cada uno de ellos los errores que se dan en la sociedad y propone algunas soluciones para conseguir un sistema más igualitario, tocando temas como el trabajo del hogar, la sexualidad, la vejez o el urbanismo.

Al inicio del libro, realiza una exacta deconstrucción del género femenino y de la mujer. Comienza con un “a propósito del Segundo Sexo” y describe los cambios ideológicos que se han visto asociados en los últimos años a la maternidad. La mujer, en las últimas décadas, ha llegado a un estado de despertar en el que ha tomado el control de su propia vida y está dispuesta a luchar por ello. Sin embargo, aún se enfrenta a la obvia obligatoriedad del cuidado. El cuidado de la casa, de nuestros cuerpos, de los más pequeños y los más ancianos… Recae en la culpabilidad de no poder ser perfectas en todo y aboga por aprender a delegar para también dedicarnos tiempo a nosotras mismas. En una simple imagen, crea en nuestra mente el recuerdo de madres y abuelas:

Ellas siempre han de aprovechar el tiempo: mientras ven la tele hacen punto, o planchan, o pelan patatas. Estar ociosas les es algo despreciable, con frecuencia las hace sentir culpables.

A través de los capítulos, elogia los trabajos de la casa que durante siglos han pasado desapercibido y ensalza la creación del arte normalmente adjudicado a la mujer que nunca ha sido reconocido, como el punto de cruz, el bordado… Dedica también varios capítulos a la política, donde reivindica el papel de la mujer y la necesidad de acabar con los titulares sorprendidos porque haya “una mujer al frente”. Dirige especialmente un capítulo al pensamiento político de izquierdas, y le aconseja los puntos fundamentales que debería asumir para guiarnos hacia una sociedad igualitaria y sana.

En conclusión, proporciona una visión del mundo muy bella en caso de que pudiese hacerse posible. Propone soluciones, métodos e ideas para la creación de un modelo de cambio social que se adapte a los nuevos comportamientos derivados de la introducción de la mujer al mundo laboral, político y social como la reducción de la jornada laboral o la búsqueda de metas en el trabajo en lugar de las reglamentarias ocho horas de trabajo. Muy recomendable para una comprensión completa del nuevo papel de la mujer dentro de la sociedad y de cómo poder mejorar y adaptarnos a las nuevas necesidades que eso conlleva.

 Bajo mi punto de vista, el respeto a las culturas es una cosa que apruebo, pero el respeto a las prácticas bárbaras o denigrantes que se hagan en nombre de la tradición cultural es una falacia que conviene desmontar. Y son todas las que estén encaminadas a impedir que la mujer sea un sujeto de pleno derecho con capacidad de acción y decisión.


juana_gallego

Juana Gallego Ayala es profesora de periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona, especialista en género y comunicación. Ha escrito varios libros sobre Género y Medios de Comunicación como Putas de película, El sexo de la noticia o Si te vas, te mato. Además, ha colaborado en periódicos y revistas con artículos de la misma temática y ha realizado numerosos talleres y conferencias. Ha obtenido varios premios entre los que se encuentra el Premio de Narrativa Clara Campoamor por su libro de relatos La neurosis del domingo y otras historias.

http://www.icariaeditorial.com/libros.php?id=1083

 

Los amantes deberían llevar solo mocasines, la novela erótica de Joumana Haddad

Fue como penetrar en la cueva de Ali Baba, excepto porque carecía de tesoros: nada más cofres vacíos, cuerpos desencantados y desencantos sin brillo alguno, piedras no preciosas, falsas alianzas y falsas discordias, collares de temores perpetuos, brazaletes de alegrías artificiales, gente solitaria de cristal roto, perdida en los meandros de su soledad

Joumana Haddad nos trae en Los amantes deberían llevar solo mocasines una historia erótica sobre la noche de una mujer árabe en París. Es una historia de últimas noches y de primeras veces, de transgresiones, de personajes en sitios en los que no admitirán haber estado a la mañana siguiente.

Portada

Las otras clientas estaban mucho más ‘expuestas’, y aún así yo me sentía la más desnuda de todas. Por otra parte creía escuchar los murmullos de la gente: Libanesa, esa es libanesa, de padres libaneses, piernas libanesas, creció con leche libanesa, estudió en colegio libanés, vive en un departamento libanés y la crema corporal hidratante que usa ¡seguro es libanesa! Por sus venas corre sangre árabe, ¿quién lo habría pensado? Barrí de un solo golpe el peso de esa identidad problemática y me dispuse a disfrutar del momento, nada más”.

Los amantes deberían llevar solo mocasines tiene como figura central a una mujer fuera de lugar. Esta sensación, que todas nosotras hemos sentido alguna vez, se acentúa en el caso de las mujeres de procedencia árabe, intentando encajar en un mundo occidental que muy frecuentemente no les da la bienvenida.

A pesar de todo esto, Haddad nos hace difícil identificarnos con la figura central de esta noche en París. La historia es breve, sencilla, pero para mí fue difícil conectar con ella. Incluso en la propia historia ella recorre el bar, entre gente con la que no tiene nada en común, buscando algo que nunca encuentra y qué no sabe describir.

Ocurre lo mismo con la persona al otro lado de las páginas. La protagonista está, en este sentido, también aislada, de una lectora que busca en vano una manera de involucrarse en el relato. Haddad, y su forma de describir las circunstancias de su personaje tan solo de manera imprecisa, contribuyen a este sentimiento, acentuando la falta de empatía y la soledad de esta figura femenina.

Los amantes deberían llevar solo mocasines se publicó en español en 2011 por la editorial Vaso Roto Ediciones.

By Miguel Berrocal

Joumana Haddad, por Miguel Berrocal

Joumana Haddad, nacida en Beirut en 1970, es una escritora, periodista y oradora libanesa. Su obra se ha traducido a 17 idiomas. Empezó a escribir de manera pública a los 15 años, con un artículo semanal en el diario Le Reveil, y actualmente trabaja en An Nahar como crítica literaria. También fundó en 2009 la revista Jasad, ‘Cuerpo’ en árabe, otra de sus contribuciones a romper tabúes sexuales en su país, que intenta representar el cuerpo humano en todas las facetas de nuestra sociedad.

Los versos negros de Shirley Campbell Barr

Escribo porque puedo escribir y porque creo que tengo un compromiso y una responsabilidad

 

En Rotundamente negra y otros poemas (Torremozas, 2013) encontramos que los poemas de Campbell nacen de la rabia y del dolor para crear belleza. Del derecho a la rabia de la que ha visto a su cuerpo y a su pueblo (que a veces, es uno) saqueado:

Insisto en renegar de todo cuanto me incomoda

En querer seguir siendo la parte más oscura

e incómoda de este continente.

 

Campbell traza una genealogía de aquellas que vinieron a gritar y a cantar antes que ella a través de los poemas que dedica a sus abuelas como Cartas a mis abuelas; pero también le habla, mediante Tiffany, a las que vendrán detrás y heredarán su lucha:

Yo la miro y la siento

y le explico que el tiempo éste

que nos tocó vivir

tiene que ver con soledad, dictadores,

computadoras y guerras.

 

La poesía de Campbell es poesía de trinchera, poesía que responde al irresoluble debate de para qué sirve la poesía. Versos que denuncian y que complementan a los textos académicos, a los panfletos, a los discursos, a las pancartas. Poesía de frente alta, poesía perdurable, poesía referente:

Fue necesario que saliéramos

como valientes guerreras a recuperarla

limpiarle las lágrimas

las manos

vestirla de nuevo

llenarla de orgullo

lavar sus rodillas

y cuando estuvo lista

la sacamos al sol

y nuestra historia entonces luce hermosa

resplandeciente

fuerte

y camina desde entonces

con el pecho erguido

y la frente alta.

Puedes adquirirlo aquí.


shir

Shirley Campbell Barr nació en Costa Rica en 1965. Descendiente de jamaicanos, ha cursado estudios de posgrado en Feminismo Africano y estudió Drama, literatura y creación literaria en el conservatorio de Castella. Es antropóloga especializada en feminismo africano y cooperación internacional. Sus poemas y artículos han sido publicados en numerosos medios de varios países y traducidos al inglés, al francés y al portugués. Tiene cuatro colecciones de poesía: Palabras indelebles de poetas negras (2012); Desde el Principio fue la Mezcla (2007); Rotundamente Negra (1994 y 2004); y Naciendo (1988).