“No se puede descolonizar sin despatriarcalizar”, un ensayo de María Galindo desde Bolivia

La idea de que lo único que nos hace falta a las mujeres en el capitalismo es una serie de derechos a adquirir y por lo tanto el contenido de la lucha se resume en formas de inclusión dentro del proyecto hegemónico, es la idea más perversa y conservadora de cara a las luchas feministas en el mundo .


  María Galindo (1964) es una activista feminista boliviana, conocida por ser una de las fundadoras de la colectiva anarquista feminista Mujeres Creando. En 2013 publicó su segundo libro, No se puede descolonizar sin despatriarcalizar. Teoría y propuesta de la despatriarcalización, que constituye una lectura extremadamente lúcida de las intersecciones entre feminismo y poscolonialismo en la actualidad.

Con un lenguaje ameno al mismo tiempo que agudo, este maravilloso ensayo lo prologan la antropóloga Irene Silverblatt y la escritora Silvia Federici. María critica los procesos de oenegeización e institucionalización del feminismo en Latinoamérica, que han dado lugar a una “tecnocracia de género”, algo en lo que coincide con Julieta Paredes, ex-integrante de Mujeres Creando.

Frente a esa tecnocracia de género es necesaria una verdadera revolución social que aglutine diferentes identidades, que reivindique formas de ser y de estar sin caer en sensacionalismos, en pretendidas autenticidades que terminan imponiéndose de forma autoritaria. Imposible no centrarse en la actualidad boliviana, criticando duramente la supuesta descolonización que lleva a cabo el gobierno de Evo Morales y que, sin embargo, deja a las mujeres en un segundo plano. Es por eso que no se puede descolonizar sin despatriarcalizar.

Libertad para las mujeres, en definitiva; y una Constitución Política Feminista del Estado, por la que luchan diariamente en Bolivia.

Es este un libro contra los límites, a favor de las diferencias pero también de la necesaria unión entre mujeres, eso sí; no a cualquier precio. Imprescindible resulta hoy situarnos en relación a nuestro propio contexto y nuestra condición socioeconómica y cultural. Un debate abierto en los feminismos al que María Galindo aporta, sin duda, una necesaria crítica al feminismo importado de Occidente.

despatriarcalizacion-tapa-223x300

¡A despatriarcar! es el título que ha sustituido a No se puede descolonizar sin despatriarcalizar y fue publicado por lavaca editora en 2014.


Podéis adquirirlo en Traficantes de Sueños, donde también hay disponible una entrevista.

Anuncios

“Las caras de la verdad”, un relato sobre la infidelidad de la sevillana Lola Ramírez

No hacía ni una hora de eso y ya casi ni me acordaba de esa verdad. Debía de ser porque aquella no era mi realidad, no se trataba de mi lugar habitual: todo lo que había a mi alrededor era ficticio, momentáneo, sólo había sido una fantasía y su final era precisamente lo que lo hacía especial.


Portada

Portada

Las caras de la verdad

Lola Ramírez

Ediciones Oblicuas, Colección Alejandría Narrativa

2014

Las caras de la verdad es un relato corto de lectura rápida y agradable que nos habla de Sara, una mujer felizmente casada que se reencuentra con Sebas, un antiguo amante. Con un lenguaje ameno se nos narra esa vuelta a la fantasía que supone pasar una tarde con una persona tan especial. Amante, pero también amigo, Sebas encarna aquello que Sara necesita, de vez en cuando, en su vida: una irrupción de erotismo, de complicidad y buena conversación.  En tan solo una tarde, contemplamos a estos dos seres unidos por una casualidad pero también por una atracción a todas luces inevitable. Sin embargo, las cosas parecen torcerse cuando Sebas confiesa a Sara su verdadero interés por ella.

De manera que la verdad, como parece sugerir Lola Ramírez, tiene muchas caras. Tal vez por eso las relaciones monógamas son difíciles de mantener en el tiempo. A veces necesitamos salir de la rutina y vivir aventuras para valorar lo que tenemos, pero también lo que nos falta.

Más info y pedidos en la web de Ediciones Oblicuas

“Es lo único”, un poema de Lina de Feria desde Cuba

Es lo único

Hace una noche espléndida para morirse

los animales abandonaron sus tubos de agua

tratando de encontrar esos refugios

de que hablaba el cuerpo

no hallarán nada ni la sombra de sus orejas

no saben a dónde han marchado

como nosotros sólo llevan un poco de intuición

una necesidad de hallar lo cierto

odian el mismo panorama

huyen de las raíces sepultadas

de las palabras sin luces

se sabrá que también la hermosura nos reconoce

porque no está en un precepto

ni en un sitio fácil

tiene toda la condición de la tierra

está en el trazo amargo en la evasiva del temor

en la entrada a cines repentinos

tú y yo tenemos mundos más grandes

que este mundo

noches más largas que esta noche

estaba dicho que no habría lugar

y no lo hubo

que compraríamos jaulas vacías

y le pondríamos nombres a las calles ajenas

que también éramos gente de nunca

gente de resistir y así se hizo

estaban dichas todas las cosas

nos esperaba una prisión de animales salvajes

nuestra separación fue en el comienzo

cuando tu mano dio contra mi mano

como si fuera la cola de un pájaro

dando contra el cuello de una estatua

nos acercó una piedad sin horario

¿no te parece que esto es un mar sin origen

una mirada bajo el fuego un águila

hacia un fondo inexpugnable?

sabemos que el impulso es un despojo

que se gasta el discurso sobre los fondos simples

de la tristeza,

estoy más reducida más ingenua cada vez

por favor sigue guardando hojas

en los bolsillos de tu abrigo

existes como un aire próximo

como los sobres que se despegan bajo el agua

es lo único

aunque hay algo vivo en todo

creo que nunca acabaré de comprender la vida

ni esta noche espléndida para morirse.


Lina de Feria, nacida en 1945, es una poeta y ensayista cubana considerada como una de las voces más influyentes de su generación. Graduada de Licenciatura en Filología en la Universidad de La Habana en 1976, ha trabajado como redactora y editora en diversas publicaciones. En 2008 obtuvo el Premio Nicolás Guillén, convocado por el Instituto Cubano del Libro y la Editorial Letras Cubanas, por su libro Ante la pérdida del Safari a la jungla.

36065

En este poema Lina de Feria nos expresa su magnífica duda ante el porqué de la vida. “Hace una noche espléndida para morirse”, porque todo parece ser mermado, porque la búsqueda de la belleza y la hermosura se limita al pasar el tiempo y, sin embargo, el poema que comienza con un yo poético desorientado, casi fundido con la naturaleza, remata con un nosotros. La mujer perdida en un mundo que no comprende y no acertará a comprender reflexiona, en este poema, sobre las posibilidades de la vida y de la unión así como de la limitada capacidad de raciocinio sin dejar de resultar un tipo de poesía pausado, reflexivo e incluso optimista.
Es esta poesía de la intuición, de la sinestesia, donde reside también la duda del existencialismo. El poema, que parte del poemario Casa que no existía, va mudando el yo poético así como el receptor, pasando de un monólogo interior a una segunda persona y un público general. La apariencia final es de una confusión pasmosa que, sin embargo, desemboca en belleza. Al fin y al cabo, como ella misma dice, la hermosura “no está en un precepto / ni en un sitio fácil.”