La reflexión sobre el horror en “El triángulo azul” de Laila Ripoll

Azul como el cielo azul es el triángulo de España


Laila Ripoll Cuetos es una dramaturga y directora de escena que nace en Madrid en 1964. Sus obras, que han sido traducidas a varios idiomas, gozan del reconocimiento tanto del público como de la crítica especializada. Entre estas destacan Atra Bilis, La ciudad sitiada, Los niños perdidos o El día más feliz de nuestra vida. En 1991, junto con José Luis Patiño, Mariano Llorente y Juanjo Artero, funda la compañía teatral Micomicón. Ha recibido premios como el Artemad en 2007 y el Ojo Crítico de Teatro en 2002. Ha sido, además, finalista del Valle Inclán en 2011 y del Max a Mejor Autor Teatral en Castellano en 2003.

Laila-Ripoll_20

Un anciano, de aspecto pulcro y elegante, hace aparición en escena y empieza a hablar tras encender un pequeño aparato colgado en la pared del que emana una agradable música de Bach. “La música eleva al ser humano”, dice, “me considero, a pesar de todo, una persona buena”. Tras esto nos cuenta que, al ver la miserable situación de la Alemania de los años 30, decide formar parte de las SS. Así comienza la obra dirigida y escrita por Laila Ripoll –esto último en colaboración con Mariano Llorente–, El triángulo azul, pieza que gira en torno a la experiencia de los 7000 españoles exiliados que, tras cruzar la frontera huyendo de Franco, fueron transportados al campo de concentración de Mauthausen, un trozo de infierno situado, según dicen, en un municipio que es un reducto de verde paraíso. Llegan con las manos vacías y en sus pijamas a rayas un triángulo del color de los apátridas, de los abandonados: el azul.

Ripoll alterna de una forma perfectamente fluida tres elementos diferenciados. Por un lado, las reflexiones del anciano, Paul Ricken, que sirven de hilo conductor. Esto, además, dota la obra de una distancia reflexiva que permite no limitarse a plasmar sin más los sucesos acaecidos en el campo, pues, así, los llena de significado y provoca la reflexión sobre conceptos como el perdón, la justicia y la memoria, hasta llegar a cuestionar la idea de progreso, como sucede tras los episodios traumáticos, lo que está materializado en la evidencia de que el gusto por la cultura, o por la música clásica, no impide la crueldad y el odio. Y lo más importante: postula sobre las causas de la masacre, pues un pueblo que no conoce su historia y las razones que le han llevado al momento actual es un pueblo condenado a repetir sus errores.

Por otro lado están las escenas de la vida de los españoles y demás víctimas (y victimarios) en el campo, que giran en torno a los dos ayudantes del laboratorio fotográfico, Toni y Paco, que, a pesar de enfrentar la situación de una forma totalmente opuesta, pues el primero rebosa humor y sarcasmo y el segundo gravedad y melancolía, se unen para tratar de hacer copias de más de las fotos e intentar sacarlas del campo como prueba de lo allí sucedido. Finalmente, nos encontramos una serie de números musicales, algunos muy cómicos sobre los aspectos más horribles de la situación, que dan a la obra un aire de cabaret o espectáculo grotesco y que cantan a “el crematorio” o a “la valla electrificada”; y otros profundamente emotivos, como el “Chant des partisans”, himno de la resistencia francesa durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial: “Chantez, compagnons, dans la nuit la Liberté nos écoute”. Todo esto acompañado, además, de un grupo de músicos que tocan la flauta travesera, el acordeón y el violín, que están vestidos a rayas y que aportan una atmósfera un tanto onírica.

Esta obra es, sin duda, emocionante y lúcida a partes iguales. Nada que objetar.

tri5

El triángulo azul fue publicado por el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de Teatro en 2014 y se estrenó el 25 de abril de 2014 en el Teatro Valle-Inclán de Madrid.

“Decreación”: Anne Carson en estado puro

Ella celebraría hoy el 50 aniversario de su boda

Fría arenga desde un muro romano.

Extrema es la luz (atrapada)

y sombras esperan como

capuchas a punto de caer.

El cerebro pide

dos veces

la sal.

Acaso fue Ovidio quien dijo, Tanto viento enmudece las piedras.


Anne Carson (Toronto, 1950) es una poeta canadiense en lengua inglesa, ensayista, traductora y profesora de griego y literatura clásica en la Universidad de Michigan. Desde la escuela primaria es una enamorada de la cultura grecolatina y tras terminar su formación universitaria en Toronto, obtuvo el grado de doctora en 1986. Tras su debut literario en 1987 con su largo poema Kinds of Water, ha publicado numerosos libros de poesía, incluyendo Short Talks (1992), Glass, Irony and God (1995), nominado para el Premio Forward, Plainwater: Essays and Poetry (1996), Autobiography of Red (1998), nominada a los Premios National Book Critics Circle y T.S. Eliot, The Beauty of the Husband: A Fictional Essay in 29 Tangos (2001), ganador del Premio T.S. Eliot y sus más recientes, NOX (2010), Antigonick (2012), Red doc (2013) y Decreation (2014).

anne-carson

Decir Anne Carson es acercarse a la esencia de la poesía, por definición. Siendo ella una de las poetas más intensas, propias y también reconocidas de los últimos tiempos (y eso es mucho decir), Decreación no podía sino ser una obra exquisita. No obstante, más allá de un poemario de Anne Carson, que de por sí adolece de todas estas virtudes, se nos presenta la raíz de la consciencia de la escritora: una obra enorme, curiosa, complicada, en la que el ensayo, la prosa y la poesía se entretejen como partes de una manta familiar compartida entre generaciones. En ocasiones, Anne Carson parece estar por encima del bien y del mal, configurando una gran ópera que deconstruye los temas architocados por la poesía empleando una voz, como siempre, tremendamente personal.

Hay una humildad tan enorme en Carson que refuerza todavía más su sabiduría. Muchas referencias a la mitología clásica (haciendo honor a su título de profesora de griego), a la esencia del ser humano, al sueño, a la posibilidad de lo metafísico… (Lo quiero todo.Todo es un pensamiento desnudo que impacta). No se puede definir Decreación con un género o un estilo más que el de la autora: es una extensísima obra cuya temática abarca todo lo que significa y que, siguiendo con la típica escritura de Carson, se presenta en dosis minimalistas y desgarradoras. A esto se le añade una cuidadosa edición bilingüe en la que disfrutar de Anne Carson en versión original. Un libro sublime para paladares selectos.

Decreacion

Decreación está publicado por Vaso Roto.