Historias de mujeres, otra pieza en la teoría de la naturaleza humana, por Rosa Montero.

Si hay algo endémico en la literatura contemporánea occidental, es su antropocentrismo: las personas, ahora seres psicológicamente complejos, y sus interacciones entre ellas resultan la columna vertebral de lo escribible. Pero en una dimensión aparentemente tan disparatada, tan inmensa como el funcionamiento de la mente humana, necesitamos construir patrones y teorías; más allá de lo biológicamente evidente ¿Qué nos une a unas y otros?
Fueron muchos los autores que han tratado de comprender el mundo interior del hombre. Obras muy alabadas como En busca del tiempo perdido, en la que Proust reflexiona sobre temas vitales como la existencia, el amor, los conflictos el envejecimiento. Se le suman al carro de los buscadores de lo humano otros autores universalmente reconocidos como Borges, Nietzsche o Hemingway.
Buscadores de lo humano, siempre desde una perspectiva masculina y blanca. La obra de Proust habla de la homosexualidad, pero solo contempla la masculina. Nietzsche describió al super hombre. El propio Borges, se enfrenta a la eternidad en El Aleph. Hemingway fascinó con un discurso sobre la la fortaleza y la soledad ante la vida de en El viejo y el mar. La angustia o alegría vital han sido temas exclusivamente masculinos y blancos. Y los que ha habido centrados en la mujer, como en Madame Bovary o La Regenta, se nos acostumbra a dar el papel de seres emocionalmente inestables y propensas a tomar malas decisiones por calenturas amorosas, sin un nivel de profundidad equiparable al que pudieron tener ellos.

historia de mujeres.jpg

¿Acaso en Europano hubo mujeres fascinantes, con reflexiones y trabajos trascendentes? La respuesta resulta evidente y en 1995 Rosa Montero quiso reivindicar a algunas de ellas.

Acostumbradas a que el relato biográfico de las mujeres se centre en las relaciones amorosas y familiares, Rosa Montero desnuda las personalidades y trabajos de de 18 compañeras, brillantes e insumisas, mujeres de acción y ciencia. Desde algunas más conocidas como Agatha Christie o Frida Kahlo, hasta las que la historia hizo caer en el olvido, como la joven activista Aurora Rodríguez o la enérgica antropóloga Margaret Mead. Otras quedaron sepultadas por la sombra de sus compañeros, que en la mayoría de casos lograron adueñarse de sus trabajos como fue el caso de Camille Claudel y Rodin o Zenobia Campurri y Juan Ramón Jiménez. También hay sorpresas dentro de grandes figuras, como Simone de Beavoir, a la que Montero describe como frívola y repleta de contradicciones, lo que tampoco deja de ser completamente humano.

Mujeres, hembras -como le gusta llamarlas a la autora- que al igual que los escritores que nombré arriba, se enfrentaron a la existencia, el envejecimiento, las guerras y al amor. Todo desde la perspectiva de saberse en un mundo no creado por y para ellas, sino completamente hostil. Un mundo en el que fueron despreciadas por no ser hombres. Sin embargo, ya fuera por el ansia vital de vivir como una desea, travistiéndose como hizo Isabelle Eberhardt, o de manera discretísima y silenciosa, como hicieron las hermanas Brönte y su literatura, estas mujeres -representantes de las mujeres blancas- lograron la fortaleza para desafiar a una historia y una cultura que exige silencio y docilidad.

Con una prosa elocuente y apasionada, Rosa Montero encandila narrando y reivindicando sobre esa parte de la humanidad a que navegó a contracorriente para vivir de la única manera que merece ser una vida, que es intensamente.

rosa_montero.jpg

Rosa Montero, nombrarla como periodista, o como psicóloga sería no contarlo todo, e incluso no contar a penas nada. Escritora curtida en el arte de hacer novelas, siempre con los ojos y las manos de una mujer. Columnista clarividente cada semana en El País. Una de las voces intelectuales más respetadas de España. Letras claras y profundas, allá donde decida escribirlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s