La casa de María Dolores Almeyda

Camina por la calle

haciendo versos,

sonríe y hace versos,

tropieza con la piedra, jura y hace un verso,

estornuda y perfecciona el verso,

compra el pan y un verso de centeno,

canta y cosa versos,

[…]

LCCUA_portada

Ya había leído antes a María Dolores Almeyda, la he escuchado recitar en directo y aún así sobrecoge cuando una entra, se quita los zapatos y sube a La casa como un árbol (Unaria, 2013). En la casa me encuentro a María Dolores presidiendo una mesa rodeada de mujeres. Paso lista y compruebo que están todas: la mujer sin miedo, la mujer denuncia, la mujer malvada, la mujer de la limpieza, la mujer caricia, la mujer madre… Las escucho una por una. Ellas y María Dolores hablan a la vez en un diálogo entre todas las mujeres que son una con la autora y con las lectoras.

Aquí una muestra de esta primera parte del poemario, de esta visión poliédrica de la mujer:

La mujer geografía

La mujer, al sur de todos los nortes,

al sur de todos los hombres

al sur de todos los estados.

 

Poner el grito en el cielo es lamentarse.

Poner el grito en el suelo es morir

mientras se cae.

 

La mujer pone su grito en el cielo.

Después pone su grito en el suelo

mientras cae lentamente

al sur de su cuerpo

defendiendo su estima,

su crédito y su orgullo.

Al sur, la mujer,

debajo, el sur, todos los sur, y solo el sur

sobre los pies desnudos

de una mujer sin norte.

 La segunda parte del poemario, la segunda habitación de esta casa, la forman un compendio de poemas de temática general en los que la poeta se repliega sobre sí misma y vuelve a ser una sola mujer. Las composiciones nos hablan de la vida ordinaria, de la muerte, de los objetos cotidianos, las tragedias diarias y los recuerdos:

Escribo porque no sé gritar.

Mis signos dactilares tienen manchas de rabia

porque la ira tiñe los dedos de injusticia.

Y la injusticia es negra como la tinta

del calamar cuando se estalla.

[…]

 

Bienvenidas, todas, a la casa de la poeta Almeyda. Dejen la puerta abierta al pasar.


lola almeyda

María Dolores Almeyda nació en Sotiel, un pueblo minero en Huelva. Actualmente se encuentra afincada en Sevilla. Ha publicado varios libros: Versos clandestinos (2011), el libro de relatos Algunos van a morir (2012), La casa como un árbol (2013), la novela Veintidós estaciones (2015) e Instrucciones para cuando anochezca.

Ha participado, asimismo, en varias revistas de temática social y feminista y ha publicado en diversas antologías de poemas y cuentos. Colaboró con las tertulias literarias de Iñaki Gabilondo cuando éste trabajaba Radio Sevilla y ha sido premiada en varios certámenes de poesía. En la actualidad, dirige el programa de radio La Inopia en Radiópolis (podéis encontrar los podcasts online.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s