La revolución sexual de Salwa al-Neimi

¿Acaso los autores árabes no cuentan entre los beneficios del coito, además de la proliferación de la estirpe y la perpetuación de la especie, el poder atisbar algunos de los deleites del edén? En él se anticipan los gozos prometidos en el paraíso «pues anhelar un placer desconocido no sirve de nada».

Inspirada en la libertad de los tratados eróticos clásicos, Salwa Al Neimi nos narra en El sabor de la miel el relato de una bibliotecaria siria y su amante “el Pensador” en la sociedad árabe contemporánea. Marcada por la controversia y el erotismo, la autora reconoce que existe cierto pudor al hablar de sexo en lengua árabe. El problema reside hoy en día en lo que denomina “una fuerte amputación de la cultura y la lengua”. No hablamos de nostalgia o un deseo feroz de volver al glorioso pasado, sino una reivindicación de la herencia y el patrimonio cultural arabo-islámico.

“La libertad con que escribían los antiguos se burlaba de mí con su séquito de palabras que no me atrevo a pronunciar y tampoco a redactar. Es un lenguaje excitante. No podía leer un solo pasaje sin mojarme. Un idioma extranjero no podría haber producido el mismo efecto en mí (…) Era vocabulario para ser leído; ni para hablar, ni para escribir. Todavía hoy me resulta difícil utilizar algunas de las «palabras fuertes» al expresarme. Las evito”.

El diario libanés Al Akhabar dice de su novela que critica justamente a aquellos que en la actualidad hablan de sexo mediante alusiones, reivindicado estos “antiguos libros árabes que evocan con franqueza los nombres de los órganos y las posturas sexuales e indican aquellas que proporcionan más placer y bienestar”.

Tras la censura que encontró la primera edición libanesa en la mayoría de países árabes, incluida la Feria del Libro de Damasco, su ciudad, la obra de Salwa Al Neimi ha conseguido franquear fronteras gracias a sus traducciones al francés, español, italiano, alemán y portugués inscribiendo a su autora, junto con muchas otras escritoras, en lo que denominan como la intifada -rebelión- sexual femenina de la literatura árabe contemporánea.


Salwa Al Neimi, poetisa, periodista y escritora, nació en Damasco, Siria, a finales de 1950. Allí estudió lengua y literatura árabe para más tarde completar su formación en filosofía islámica, cine y teatro en la Sorbona. Ha trabajado como periodista cultural para la prensa árabe en diversos periódicos y numerosas revistas literarias como el diario al-Qods al-Arabi y el semanario Bareed al-Janoub, así como en el departamento de Comunicación del Instituto del Mundo Árabe de París, donde ejerce actualmente.

*Esta reseña ha sido publicada con el permiso de su autor, Alberto Benjamín López Oliva, estudiante del Máster en Cultura árabe y hebrea de la Universidad de Granada.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s