“Memoria por correspondencia”: las cartas que revelan la terrible infancia de Emma Reyes

Yo pienso como tú, que un niño de cinco años que lleva una vida normal no podría reproducir con esa fidelidad su infancia. Nosotras, tanto Helena como yo, la recordamos como si fuera hoy y la razón no te la puedo explicar. Nada se nos escapaba, ni los gestos, ni las palabras, ni los ruidos, ni los colores, todo era ya claro para nosotras.


312204_191834_1

Emma Reyes junto a su amigo y confidente el historiador Germán Arciniegas

La historia de Emma, aquella que comenzaba en el abandono más absoluto, era desconocida para la mayoría de las personas que se encontraban a su alrededor. El pacto que hicieron su hermana Helena y ella, siendo apenas unas niñas, fue el del silencio. Y así fue, al menos por su parte, hasta que se decidió a contarle a su amigo Germán todo aquello que había vivido, con la nitidez del recuerdo más ingenuo y aterrador.

Algunos años después de la muerte de Emma, acaecida en 2003, se publicaron las cartas que envió a Germán. El resultado es Memoria por correspondencia, un libro intergenérico donde se combinan el género epistolar y autobiográfico, con la novedosa incorporación de una narradora que es la misma Emma que vivió los hechos, y no la reconocida pintora afincada en París. La adopción de este punto de vista permite que la narración se vea salpicada de un incrédulo sentimiento de desposesión que deja entrever ciertos episodios de gran crudeza. En ocasiones, Emma narra sus vivencias como si se tratara de una novela de ficción. A excepción de unas pocas frases, especialmente aquellas fórmulas de cortesía en las que se dirige de forma explícita a su amigo, parece que hubiera una frontera infranqueable, una distancia creada expresamente para contener el dolor.

Una obra, en definitiva, que destaca por una vertiginosa narración, la cual permite a Emma recrear su propia infancia con la través de los ojos de la niña observadora que  antaño fue. Cartas como pinceladas de cuadros inacabados, donde quedan aún demasiados interrogantes. Quizá su escritura fuese la única manera de que ella lograse reconciliarse con un pasado que la persiguió hasta después de la muerte.

arton1378

Memoria por correspondencia de Emma Reyes

ha sido publicado en 2015 por Libros del Asteroide


Emma Reyes (1919-2003) fue una pintora y dibujante colombiana. Formada en París, trabajó en el estudio de Diego Rivera en México y más tarde en Italia. En 1960 se instaló en Francia, país en el que viviría hasta su muerte. Memoria por correspondencia es su única obra, publicada póstumamente tal y como ella exigió a la familia de Germán Arciniegas, su confidente y el mismo que la animó a contar su historia. El libro se publicó por primera vez en Colombia en 2012, y cosechó tal éxito que fue elegido “libro del año”.

*La imagen destacada pertenece a una pintura de Emma Reyes titulada Rostro, realizada en 1958. Ha sido tomada de este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s