“Erosión en paisaje” o la sentimentalidad rocosa, por Teresa Soto

Por Carmen Diez Salvatierra

Hostigaba el camino de tan repetido

mañanas y mañanas. Condena

de tan idéntica. Mismo semáforo,

mismas huellas, mismo aliento frío.

Materia toda del trabajo por hacer. 


 Teresa Soto (Oviedo, 1986) es licenciada en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad de Granada. Tiene un Máster en Literatura por la Universidad de Colorado, Boulder, que realizó gracias a una Beca Fullbright. Asimismo, fue lectora MAEC-AECID en Ayn Shams (El Cairo, Egipto). Actualmente reside en Madrid. Tiene publicados tres poemarios: Un poemario (2008) que recibió el Premio Adonáis de Poesía, Erosión en paisaje (2011) y Nudos (2013). Asimismo, algunos de sus poemas fueron incluidos en la antología Poesía en mutación (2011) de Alpha Decay.

teresaw

He aquí el que fue segundo poemario de Teresa Soto, publicado hace ya tres años, cuando la autora contaba apenas con los 25. Una bellísima edición, como todas las de Vaso Roto, sirve de contenedor a una obra de estructura cuidadosamente meditada. “Erosión en paisaje” parece remitir a una mermada geografía; aquella del cuerpo doliente, erosionado, precisamente, por la ausencia y el abandono. No es casual que el último verso de la tercera y última parte, “Anatomía del fruto”, sea:

Son útiles, qué duda cabe, los abandonos.

De nuevo la poesía se concibe como hija sucesoria de un fracaso amoroso, como su único resultado. Y también, dice Sánchez Moreiras en Culturamas:  “como la historia en tres etapas de un daño y su sanación”. A la vez, pretende hacer perdurable todo ese tiempo y espacio compartidos con la persona amada.

Precisamente el espacio es de gran importancia para Teresa, y muy concretamente el espacio natural: esta es una característica nada exigua de su poética, que la diferencia de otras voces coetáneas. Puede que sea casual que haya nacido en Asturias, y que por esta razón muchos de los poemas se vean dominados por un tono bucólico. Aunque decir bucólico es poco, ya que la autora actualiza imágenes relativas al mundo vegetal que le sirven, al mismo tiempo, en las descripciones del objeto de su devoción:

Es el rostro tuyo que florece

bajo esta luz. (…)

Campo de maíz, tus ojos. Calas y los primeros

narcisos que salieron frente a la casa, aquellos

que sobrevivieron a la nieve,

epítomes nuestros de dureza y suavidad.

Si bien son continuas las referencias a los elementos de la naturaleza, hay espacio para otras voces, voces que son disidentes y que demuestran la calidad y sabiduría de la autora, capaz de dominar tonalidades poéticas bien dispares. Me remito aquí al poema con el que he querido empezar la reseña, el cual podría fácilmente emparentarse con aquella corriente conocida como poesía de conciencia. La crítica a lo mecánico y a lo rutinario se hace belleza y esto es lo poderoso.

Erosión en paisaje es un poemario trabajado y asombrosamente depurado. Sin duda requiere un nivel de erudición y de atrevimiento por parte de las lectoras y los lectores que se le aproximen. Es el precio que se paga por gozar de la poesía en las rocosas alturas.

Erosion en paisaje sm

Erosión en paisaje ha sido publicado por Vaso Roto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s