“Criaturas abisales”, la ópera prima de Marina Perezagua

Mis visitas comentan esa holgura y elogian las facilidades del hospital como si se tratara de un hotel. Eso es porque los que me han querido mucho, que son ya los únicos que siguen viniendo, se han vencido ante tres palabras que quedan como último recurso de los desafortunados: podría ser peor. Uno se ahoga igual en un pozo de dos metros de profundidad que de cien. La agonía es una esponja que cuando se empapa ya no absorbe más. Yo estoy empapada; más allá tan sólo la muerte, el único cambio que modificaría mi situación y, sin embargo, el más aborrecido por mí. Muerte, te aborrezco. Ojalá fueras persona para poder escupirte a la cara. Ojalá yo también fuera persona para poder escupirte a la cara.

Marina-en-Queens-compr-599x640

Marina Perezagua (Sevilla, 1978) es licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla. Durante cinco años impartió clases de lengua, literatura, historia y cine hispanoamericanos en la Universidad Estatal de Nueva York, donde cursó su doctorado en Literatura. Actualmente, es docente en la New York University, actividad que compagina con la escritura. Ha publicado en diversas antologías y revistas literarias, tales como Renacimiento, Sibila o Carátula, además de ser autora de los libros de relatos Criaturas abisales y Leche, ambos publicados en España por Los libros del lince.


Marina Perezauga comenzó, y comenzó fuerte. Y con un género nada fácil de encarar, como es el de los relatos cortos. Relatos cortos que se introducen en la mente del lector como una suerte de pantallazos de vidas, de algún modo, interconectadas; tal vez por esa capacidad para lo extraordinario que recorre a todos los personajes de la autora. Definir Criaturas abisales es complicado, ya que, además de en el del relato, no se encuadra en ninguno otro género. La escritora sevillana imprime su propia imprompta a toda una serie de personajes que se salen de lo común, cuyas historias distan mucho de ser reales y no por ello dejan de parecer realistas. Si bien muchos de los relatos poseen un claro matiz fantástico (una lengua sin dueño aparente que se introduce en las partes íntimas de una mujer en un avión), no es la fantasía lo que define a este conjunto de relatos. Es más bien una hipérbole de lo exageradamente humano; de los deseos, de las fricciones. De lo que podría pasar pero nunca pasa, tal vez porque parece irreal, o tal vez por que lo es. Sea por lo que sea, Marina Perezagua pone a prueba los límites de lo verosímil, siempre manteniéndose en la fina línea entre la ficción y unos personajes que, aunque estrambóticos, pueden producirnos empatía. No es un libro fácil de leer, no porque no esté escrito de forma sencilla, sino porque los argumentos son muy originales y sugerentes. Cada relato parece ser la fotografía de un largometraje enorme del que conocemos una mínima parte. De este modo, la andaluza consigue sorprender con una primera obra en la que construye una voz fuerte, original y muy muy intensa. Tanto, que a pesar de lo abisal, nos entran ganas de seguir sumergiéndonos.

CRIATURAS ABISALES

Criaturas abisales está publicado por Los libros del Lince.

Anuncios

2 pensamientos en ““Criaturas abisales”, la ópera prima de Marina Perezagua

  1. Pingback: Marina Perezagua, distinguida con el Premio Sor Juana > Poemas del Alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s